Aborto seguro y legal

Desde siempre, la cuestión del aborto ha suscitado una gran controversia. En todas las regiones del mundo, algunos países han intentado o todavía intentan acabar con los abortos, mediante legislaciones restrictivas y represivas. Se han producido varios intentos de retroceso, incluso en Europa: Hungría ha introducido en su Constitución un artículo que reconoce que la vida del feto debe protegerse “desde la concepción”, mientras que en España, el Gobierno ha aprobado un proyecto de ley que limita el aborto a los casos de violaciones o de peligro para la vida de la mujer.

No obstante, sea cual sea la naturaleza de los argumentos esgrimidos, la prohibición legal del aborto no tiene ningún efecto disuasivo sobre el recurso al aborto. Lo que hace es relegar los abortos a la clandestinidad.

La mitad de los abortos realizados en el mundo se practican en malas condiciones sanitarias. En América Latina, algunas mujeres intentan provocarse un aborto mutilándose con ballenas de paraguas o autoadministrándose productos farmacéuticos sin receta. En África, otras mujeres utilizan bebidas a base de plantas que se supone que provocan contracciones en el útero o medicamentos en sobredosis. Todos los Estados que siguen restringiendo el acceso al aborto médico fomentan tácitamente estas prácticas clandestinas muy arriesgadas y dolorosas que causan millones de víctimas cada año.

Actualmente, 4 países prohíben totalmente el aborto sin ninguna excepción (Malta, Chile, el Salvador y Nicaragua).  Hoy en día, 50.000 mujeres mueren cada año como consecuencia de un aborto clandestino y 8 millones sufren discapacidades temporales o definitivas. Sin recursos y mal informadas, las adolescentes se ven particularmente afectadas: en 2008, se estima que el 40% de los abortos clandestinos se realizaron a jóvenes de entre 15 y 24 años.

Sin embargo, hay que recordarlo: cuando lo practica un profesional formado con el material adaptado, siguiendo una técnica correcta y normas sanitarias rigurosas, el aborto es una de las intervenciones médicas más seguras (con menos de 1 fallecimiento por cada 100.000 intervenciones).

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!